Modelo educativo

El Colegio Miguel Hidalgo tiene un fundamento filosófico basado en el pensamiento expresado por su fundador el Pbro. Luis Gonzaga de la Torre y Baeza quien le legó como ideal: “Contribuir activa y permanentemente en la formación de un mundo mejor, regenerando a la sociedad por medio de la educación integral de la niñez y la juventud, empleando la pedagogía del amor.” Basada en una filosofía Cristo céntrica, Escolástica, Humanista y Mariana.

Cristocéntrica, porque contempla a Jesús como el dechado perfecto del Maestro, como el Pedagogo de la humanidad, que con su ejemplo y enseñanzas establece los principios eternos de la educación y conducta humana.

Escolástica, significó inicialmente el conjunto de saberes tal como era trasmitido en las escuelas de tipo clerical. Sociológicamente la escolástica es considerada como un tipo de vida intelectual, un estilo de pensar y filosofar, es importante en esta corriente el carácter pedagógico, moral, religioso y científico.

Humanista, surge desde el momento mismo en que el Padre de la Torre se interesa por la formación integral de la niñez y de la juventud más necesitada, especialmente de la mujer como la fibra más delicada de la sociedad, mediante una educación de calidad académica y rica en valores, dotándolos de las herramientas necesarias para sobresalir e influir en la sociedad de su tiempo.

Podemos afirmar que el Padre Luis de la Torre asume en su filosofía un pensamiento ecléctico. Funda la pedagogía filosófica del amor con elementos sacados de otros sistemas: Cristocentrismo por su formación religiosa; Escolástica al vincular la ciencia con la creencia y Humanismo desde el momento mismo en que su preocupación primordial es la formación integral de la persona. Estos fundamentos filosóficos han sido base y punto de partida en la organización filosófica y pedagógica de los colegios guadalupanos.

El principio filosófico de esta pedagogía, se fundamenta en el amor. Educar es formar seres humanos, no capacidades intelectuales, es combinar la ciencia y la tecnología con el ingrediente especial del afecto, es, considerar a cada alumno como un ser único y especial.

Mariana. María madre y educadora, inspira toda la propuesta y el proceso educativo, siendo el camino que nos conduce a Jesús de Nazaret. Santa María de Guadalupe se caracteriza por su amor gratuito y desbordante hacia todos, especialmente a los más necesitados, quien considera a los seres humanos de forma integral; con sus condicionantes, posibilidades y límites, aceptándolos como son.

Santa María de Guadalupe, manifiesta un amor que integra una respuesta amable y cercana a la situación de todos, su mensaje es suave, firme, tierno y de autoridad, en una actitud dialogante, siempre centrada en los demás, afirma los valores culturales, corrige sus diferencias y guía a superarlas positivamente. Es conciliadora, afable, cordial y de gran cercanía, colma los anhelos más profundos de sus interlocutores, dignifica, madura y plenifica a las personas.María será la madre educadora en la fe, cuida de que el Evangelio penetre, dé sentido a la vida diaria y produzca frutos de santidad.

La misión, visión y valores del Colegio Miguel Hidalgo está sustentada en la filosofía Cristocéntrica, Escolástica, Humanista y Mariana.

Colegio Miguel Hidalgo